¿Cómo pueden los profesionales de ciberseguridad dar cuenta de las vulnerabilidades en los datos de la flota?

¿Cómo pueden los profesionales de ciberseguridad abordar las vulnerabilidades en los datos de la flota?

Las operaciones de la flota hoy en día giran en torno a los datos. Los sistemas telemáticos, los automóviles conectados y sistemas IoT similares brindan a los administradores de flotas una gran cantidad de información, pero esta conectividad también plantea problemas de seguridad.

A medida que los costos de la filtración de datos alcanzan su punto más alto en décadas, la contabilidad de las vulnerabilidades en los datos de las organizaciones se vuelve cada vez más crucial. Las flotas ricas en datos y notoriamente difíciles de proteger no son una excepción.

¿Cómo son vulnerables los datos de la flota?

La evaluación de las vulnerabilidades de los datos de la flota comienza con su comprensión. Muchas de estas debilidades surgen de la telemática y redes IoT similares. Si bien estos sistemas tienen muchos beneficios, como seguimiento y gestión de los mayores gastos de las flotas conducen a superficies de ataque masivas.

Las flotas conectadas tienen un número cada vez mayor de puntos finales para administrar, pero a menudo carecen de los conocimientos y la experiencia para protegerlos. Las características de seguridad integradas limitadas y las prácticas estándar, como las actualizaciones inalámbricas (OTA), exacerban estos riesgos.

Las flotas pueden presentar más vulnerabilidades que las bases de datos en otras industrias debido a su dependencia de múltiples terceros. Las operaciones de logística y cadena de suministro suelen ser redes complejas e interconectadas, lo que presenta más vulnerabilidades de proveedores y usuarios externos. Así como las flotas albergan múltiples puntos finales dispares, su alto número de usuarios complica la gestión del acceso a los datos.

Cómo administrar vulnerabilidades de datos de flotas

A medida que aumentan los ataques cibernéticos a los vehículos, la gestión de estas vulnerabilidades es cada vez más crucial para las flotas y sus socios de seguridad. Así es como los profesionales de la ciberseguridad pueden abordar y minimizar estos riesgos:

1. Revisar socios de telemática

El primer paso para proteger los datos de la flota de las vulnerabilidades del dispositivo y del usuario es la investigación. Las organizaciones deben revisar los posibles proveedores de telemática antes de hacer negocios con ellos para asegurarse de que cumplan con altos estándares de seguridad.

Más que la mitad de todas las organizaciones ha experimentado una violación de datos de un tercero. Los proveedores de dispositivos y software se encuentran entre los terceros más riesgosos para las flotas, ya que cualquier vulnerabilidad en estas áreas podría debilitar cualquier otra medida de seguridad. En consecuencia, la revisión de sus prácticas de seguridad es crucial.

Las flotas deben buscar trabajar solo con proveedores con pruebas definitivas de altos estándares de seguridad, como certificaciones relevantes. La diligencia debida también revelaría si el proveedor ha sufrido alguna violación de datos.

2. Cifre todas las comunicaciones inalámbricas

Otra vulnerabilidad crítica de los datos de la flota es su movimiento. Esta información no se queda en un solo lugar, ni puede ser útil, por lo que las flotas deben administrar vastas redes de comunicaciones inalámbricas. El cifrado es un paso esencial para asegurar estas transmisiones.

Las flotas deben asegurarse de utilizar dispositivos telemáticos que admitan niveles de cifrado avanzados. Debido a que muchos dispositivos IoT no habilitan el cifrado de manera predeterminada, los profesionales de seguridad de flotas también deben asegurarse de habilitarlo antes de usar estos sistemas.

Cifrar estos datos en reposo es tan importante como hacerlo en tránsito. Cualquier información almacenada en la base de datos de una flota debe utilizar los mismos estándares de encriptación para minimizar el impacto de una infracción.

3. Minimice los privilegios de acceso a datos

Los profesionales de la seguridad pueden reducir aún más las vulnerabilidades de los datos de la flota al restringir los privilegios de acceso. Los entornos de flota multiusuario interconectados son más fáciles de administrar cuando el acceso se controla cuidadosamente.

Al igual que con muchos entornos, es mejor practicar el principio de privilegio mínimo con los datos de la flota. Restringir cada dispositivo, usuario y aplicación para que solo puedan acceder a lo que necesitan minimizará el movimiento lateral y los riesgos de intrusión interna.

Las medidas de gestión de acceso e identidad (IAM), como el control de acceso basado en roles, también ayudarán a rastrear el origen de una infracción si algo sucede. Esta responsabilidad puede ayudar a realizar mejoras adicionales en la red y desalentar las acciones internas maliciosas.

4. Fortalecer los controles de autenticación

Por supuesto, administrar los privilegios de acceso es solo la mitad de IAM. Los equipos de seguridad de la flota también deben implementar sistemas para verificar las identidades de los dispositivos y los usuarios para garantizar que todos sean quienes dicen ser cuando acceden a una base de datos determinada.

Las contraseñas por sí solas son insuficientes, dadas las malas tendencias de administración de contraseñas y las vulnerabilidades de los datos de la flota. Para los usuarios, las medidas como la autenticación multifactor o la biometría son importantes. Los sistemas más sensibles pueden incluso implementar biometría de comportamiento para mejorar la detección de anomalías.

Si bien los usuarios humanos son el objetivo más obvio de estos controles de IAM, es importante no pasar por alto los dispositivos. Las medidas de IAM para dispositivos deben usar métodos de autenticación como tokens y criptografía.

5. Actualice regularmente, pero con cuidado

Dada la dependencia de los datos de la flota de los sistemas IoT, las actualizaciones periódicas son cruciales. Sin embargo, los dispositivos telemáticos a menudo dependen de las actualizaciones de OTA, lo que presenta problemas de seguridad únicos. Recuerde, el ataque de SolarWinds se produjo a través de una puerta trasera instalada a través de una actualización comprometida.

Los profesionales de la seguridad pueden mitigar estas vulnerabilidades implementando controles de autenticación actualizados. Los tokens y la firma digital son esenciales. Estos controles garantizarán que cualquier actualización de firmware OTA provenga de fuentes verificadas y confiables, lo que minimiza el riesgo de actualizaciones maliciosas.

A medida que avanza la tecnología blockchain, podría resultar una herramienta útil para autenticar las actualizaciones de OTA. Estos registros digitales transparentes pero inmutables brindan la visibilidad que necesitan estas medidas.

Asegurar los datos de la flota es imperativo

Los datos de la flota a menudo están plagados de vulnerabilidades, pero no tiene por qué ser así. Estas estrategias pueden ayudar a los profesionales de la seguridad a reconocer, administrar y minimizar estos riesgos para garantizar que los datos de la flota brinden todo su potencial sin introducir peligros innecesarios.

A medida que las flotas estén cada vez más interconectadas, estas medidas serán más críticas. Las empresas que no implementen una mejor gestión de la vulnerabilidad de los datos de la flota podrían sufrir graves consecuencias a medida que aumenten los ataques a estos sistemas. Por el contrario, aquellos que mejoran su seguridad de manera temprana podrían superar los riesgos para superar a la competencia.

Publicaciones Similares